La globalización de los mercados está motivando una creciente necesidad de diseñar el futuro en forma meditada, alejada de la improvisación, dejando atrás la inspiración repentina y dando paso al análisis conceptual y a un proceso metodológico basado en los diversos aspectos que configuran el entorno, en las expectativas existentes y en los logros esperados. Sin abandonar sus enriquecedoras experiencias y su dinámica de gestión, para los gerentes de cada departamento es cada vez es más clara la necesidad de diseñar el futuro de sus decisiones de hoy y seleccionar en forma coherente las alternativas más convenientes y propicias al éxito. Tal aspiración demandará una adecuada consultoría en Tecnologías de la Información e Innovación, la que ahora gracias a la estrategia corporativa se puede determinar en forma racional.


La Estrategia Empresarial no es otra cosa que el conjunto metas y medios que se identifican con la finalidad de definir una ruta a la empresa. Es el diseño de un plan bajo el cual se establecen todas las acciones, tácticas y operativas.  Es el marco de referencia que delimita el campo de acción corporativo y que permite integrar las actividades y propósitos de las diversas áreas de la empresa y del personal, al señalarle los alcances, limitaciones y prioridades del qué hacer empresarial y su incidencia en las actividades de cada uno. En la empresa el personal desarrolla sus actividades en diversos niveles los que en general, se clasifican como operativo, táctico y estratégico. El personal de nivel táctico que vienen a ser las gerencias intermedias, tiene por función la supervisión del logro de las funciones operativas y el establecimiento de los planes de trabajo del corto y mediano plazo, y el personal de nivel estratégico, es decir la Alta Dirección, tiene la tarea fundamental de definir y viabilizar las estrategias empresariales, trabajando normalmente para el mediano o largo plazo, evaluando los resultados y despejando obstáculos. 


La Planificación de la estrategia empresarial debe concluir en acciones específicas que conduzcan a la realización de los logros establecidos, los que deben abarcar a todos los niveles de la empresa que se concretan en acciones de tipo táctico y de tipo operativo, es decir, proyectos y actividades orientados al logro de los factores señalados por la estrategia.


En muchos casos el Diseño de la estrategia empresarial va acompañada de una consultoría con expertos en diseño de estrategias, los cuales dan el soporte para que le estrategia cumpla con las definiciones de la Alta Dirección. 


Si quieres saber mas sobre el Diseño de estrategias agenda una sesión con uno de nuestros consultores.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.