En un mundo que evoluciona y en el que los cambios en el mercado son acelerados, las empresas para ser exitosas y sostenibles necesitan perder el miedo y evitar procesos de expansión desgastantes y con incertidumbre. El Softlanding es una herramienta eficaz para que las empresas, de la mano de especialistas, reciban orientación para una mejor toma de decisiones de manera oportuna y confiable. 


Si bien no será la última crisis que se vivirá en el mundo la pandemia de Covid-19 ha forjado el carácter de las compañías y las ha hecho resilientes porque las preparó para lo que viene, y la mejor manera de capitalizar todo lo aprendido es dando un paso a la internacionalización. La expansión no es exclusiva para compañías que llevan 20 años en el mercado también pueden ser emprendimientos o empresas medianas que están en búsqueda de expansión comercial. Lo importante es dar el paso. 


Una tendencia generalizada para las empresas es identificar como incrementar los ingresos sin mucho riesgo, para esto es importante reconocer que las empresas deben ser agiles al momento de la internacionalización y así lograr incrementar los ingresos, manejar los riesgos, aumentar la cartera de clientes, optimizar recursos y ganar en una moneda más fuerte. 


También es importante conocer la cultura económica y social del nuevo mercado para mitigar riesgos, por lo que un buen asesoramiento sobre las costumbres del país meta son claves para consolidar un proyecto de internacionalización evitando barreras de tipo legal, tributario y fiscal (entre muchas otras) y optimizar la inversión al concentrarse en su Core Business sin sobrecostos. 

Podemos encontrar muchas formas de como aprender a aterrizar, algunas herramientas son: 

  • Programas de Consultoría. 
  • Mentorías 
  • Incubadoras y aceleradoras. 
  • Alianzas Estratégicas. 
  • Marketplace.


Los programas de consultoría se planifican dependiendo de la profundidad que se requiera para construir planes financieros, de marketing u otro, mientras que en las mentorías se brindan una asesoría más personalizada con una red de expertos que permitirá un análisis más profundo dependiendo de la fase o etapa del proyecto para capitalizar experiencias a favor de un exitoso aterrizaje. 


En el caso de las incubadoras y aceleradoras, ellas apuestan por el entendimiento y por la innovación, y tienen como objetivo clave reducir de manera muy importante las tasas de fracaso. Por su parte las alianzas estratégicas son muy útiles en el proceso de expansión porque ayudan a abrir el mercado y a entender el país destino, en tanto que el Marketplace, a través de plataformas tecnológicas, agrupan a diferentes actores para enfrentar todo lo que en el camino necesite. 


Si necesitas un programa de Softlanding realizado por expertos en Panamá contáctanos.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.